RENTING O LEASING

                    Primero vamos a ver lo que es cada cosa. El  Renting es un contrato de alquiler en el que La empresa de renting pondrá a disposición de su cliente un vehículo con determinadas características y sujeto a las condiciones de servicio pactadas, y cobrará unas cuotas mensuales para que ese cliente pueda disfrutar del bien hasta el fin del contrato. Normalmente, el acuerdo de renting especifica unas horas de funcionamiento o un kilometraje  anual máximo permitido, los gastos de mantenimiento incluidos, las reparaciones que entran en el contrato y un cambio de neumáticos.
                    En cambio el leasing es un contrato de arrendamiento financiero en el que una persona o empresa firma un acuerdo con la empresa de arrendamiento financiero en el que a cambio de disfrutar de un bien, pagas una cuota periódica, normalmente mensual, dándote la posibilidad al final de comprar el bien con la ultima cuota.
                      El mayor beneficio del renting lo disfrutan las empresas y autónomos, puesto que cuenta con ventajas fiscales (deducción de IVA y la cuota mensual), pero para los particulares no presenta esas ventajas.
                      El leasing tienen ventajas y desventajas para las empresas. Entre las primeras, las cuotas de amortización se consideran un gasto tributario y son, por tanto, directamente deducibles como gasto siempre que esté justificado para la actividad. Además, es posible financiar el 100% de la inversión. Desde el punto de vista de una entidad bancaria es una operación de menor riesgo que la compra.
                    Como desventajas citaremos que el coste financiero del leasing es mayor que el del renting, que solo se puede adquirir el bien al finalizar el contrato y que los costes por cancelación anticipada son elevados.


jmgs
Economista

Comentarios

Entradas populares de este blog

QUIENES SOMOS?

MEDIDAS PRINCIPALES PARA EMPRENDEDORES